Primer Equipo / Un empate que de nuevo sabe a poco

Primer Equipo / Un empate que de nuevo sabe a poco

El Primer Equipo sumó un nuevo empate (1-1) en el Alfredo Cenarriaga frente a un rival complicado como el Miraflor. El equipo local se adelantó en el marcador, pero los fuenlabreños lograron empatar a la salida de un córner.

A diferencia de la semana anterior, el equipo de Miguel Ángel entró enchufado al partido, con la lección aprendida de lo sucedido en Sevilla La Nueva, creando ocasiones con balón y con una intensa defensa en los primeros compases del encuentro, en el que ya quedaba demostrado qué iba a encontrarse el equipo con varias patadas por detrás y entradas a destiempo sin sanción por parte del colegiado. De esta manera, en el minuto 17’ y tras una gran jugada colectiva, Kiko remataba a gol y conseguía inaugurar su cuenta particular esta temporada.

El Cañada siguió con su plan de juego, con ocasiones que se sucedían gracias a las llegadas de Gordo y sobre todo de Fer por los laterales. Sin embargo, en el minuto 31 de partido, el Miraflor conseguía un empate tras un saque de esquina. El gol dio fuerzas al conjunto visitante y dejó tocado a los rojiblancos, que buscaban volver a ponerse por delante sin éxito.

En el descanso, el equipo local realizaría un cambio. Volvía Óscar a los terrenos de juego tras varias semanas fuera por un golpe en su pierna. Sin embargo, el conjunto de Miguel Ángel no tuvo la segunda parte que esperaba.

Comenzaban las provocaciones e insultos por parte de los aficionados y del banquillo visitante sin que el árbitro del encuentro mediase por solucionar la situación. Todo ello consiguió sacar al Atlético Cañada de seguir su plan de juego, y ya no llegaba con tanta claridad a los dominios del portero visitante. 

Debutaba Alonso también en el campeonato, buscando un poco más de equilibrio y trabajo en el centro del campo. Una clara apuesta ofensiva que el equipo no aprovechó, pues el equipo visitante se encontraba cómodo con el Cañada buscando jugadas tan cortas. Sin embargo, los fuenlabreños tampoco eran capaces de crear peligro gracias a una gran defensa. Muchas interrupciones en un contexto que claramente beneficiaba al equipo que vestía de verde. 

Al final del partido, el Cañada lograba mandar balones al área con faltas lejanas y centros laterales que no encontraban rematador. Por el contrario, en una de las últimas jugadas del choque, el ‘1’ rojiblanco, Pepe, lograba sacar una falta que se envenenó y golpeó también en el larguero, salvando un punto para el equipo local.

Desde el club condenamos la actitud de los aficionados visitantes al finalizar el partido, entrando al campo intentando agredir a alguno de nuestros jugadores.

El próximo partido de nuestro Primer Equipo será el 6 de octubre a las 12:15 en Torrejón de la Calzada, donde buscarán su primera victoria.

Sergio Pérez.

Comparte
Facebook
Twitter
Instagram